Luego de lanzar KG0516, su tercer álbum de estudio, la cantante colombiana que logró abrirle paso a las mujeres en el género urbano aseguró que se propuso dejar de ser “una artista inalcanzable” para mostrarse como una persona real en la que sus seguidoras se pudieran identificar.

Desde que decidió incursionar en el mundo de la música hace ya quince años, Karol G se mostró dispuesta a derribar prejuicios. La colombiana no se decepcionó cuando llegó a una discográfica y le dijeron que no podían darle una oportunidad dentro del género urbano por ser mujer. Y, lejos de bajar los brazos, luchó hasta convertirse en una de las artistas más importantes de Latinoamérica. Sin ir más lejos, acaba de lanzar el disco KG0516, en el que incluye hits tan variados como Tusa, Bichota Location. Y su éxito parece no tener techo. Pero, además, está empeñada en derribar también los mandatos machistas que imperan fuera de los escenarios y los estudios de grabación.

En mi nuevo álbum creo que van a escuchar la evolución de Carolina como persona en muchos aspectos. Por eso, el nombre del álbum es un número de vuelo, dónde estoy invitando a la gente a subirse a este viaje. Son dieciséis canciones y cada una es una escala que te lleva a un lugar completamente diferente. Porque hice mucha experimentación de sonido, diferentes bites y géneros musicales. Lo dejé salir. Así que van a escuchar temas y van a decir: “Esto no es lo que se supone que va a funcionar en radio”, “Esta no es la fórmula ganadora” o “Esto no es comercial”. Pero es lo que yo quería que la gente escuchara de mí. Y estoy tomando muchos riesgos.

Me siento muy orgullosa de poder ver el cambio que ha tenido la industria al día de hoy. Hace años no veía representaciones femeninas y me frustraba, me cuestionaba… Pero hoy veo todo lo que está pasando, veo a todas las mujeres que salen de distintos países y que están tratando de hacer cosas increíbles. Y digo: “¡Wow, el trabajo ha valido la pena!”. A cada una le doy su mérito, completamente. Porque venimos de lugares diferentes, con culturas diferentes, hasta un punto en dónde nos juntamos todas. Y de lo que se trata es de hacer crecer el género. Establecerlo y decir: “Ok , durante muchos años fue de una forma, pero aquí ya se va a convertir y va a ser de otra ”.

Yo decidí no ser esa artista inalcanzable, sino ser esa artista que es como yo y que me representa. Entonces, para que esa artista sea como yo y me represente, pues tiene que ser real. Yo soy mujer y tengo celulitis y estrías como todas, subo de peso, bajo de peso, a veces estoy arreglada y otras no. Entonces, esto me da una posición. Hace como dos años que yo dije: ”¿Vamos a sumar a que la gente siga teniendo una vida superficial o vamos a normalizar lo que debería ser normal?”. ¿Me entiendes? Y hace unos días puse una foto en mi Instagram, en la que estaba mostrando que me había comprado un carro y estaba muy feliz y emocionada. Pero, al otro día, los encabezados eran: “Karol G muestra su celulitis”. Y yo decía como : “¿En serio estamos en el 2021, un año dónde supuestamente despertamos a tantas realidades, y todavía estamos haciendo encabezados de esos, como si tener celulitis fuera algo de otro planeta?. Es como : “Ok, tenemos que revisarnos un poquito”.