El empresario italiano Gianlucca Vacci compartió en sus redes como fue la llegada junto a su pareja Sharon Fonseca y su hija recién nacida Blu Jerusalema, a su hogar, luego de abandonar la clínica.

En el portón de entrada había un gran moño color rosa y en los jardines se podían observar osos gigantes de peluche con globos gigantes color rosa, elefantes rosas, además de una hermosa mesa de te en todos rosados.

Lo más emotivo fue el reencuentro con sus ayudantes quienes los recibieron muy emocionados con un gran aplauso y sus mascotas quienes les demostraron todo su amor al bajar del auto.