Ingredientes:

• 90 gramos de copos de avena sin azúcar
• 800 ml de agua filtrada (de botella)
• 2 cucharadas de edulcorante vegetal Stevia
• 1 cucharadita de aroma de vainilla
• Una pizca de sal
• ¼ cucharadita de canela en polvo
Enjuagar y escurrir los copos de avena, colocar en un recipiente y cubrir con agua.

Preparación:

Dejar en remojo los copos de avena desde la noche anterior, o mínimo 20 minutos antes de preparar la leche.
Una vez escurrida la avena para que suelte el agua la introducimos en la batidora o procesador de alimentos.
Agregar el agua junto a la avena y triturar a velocidad baja 10 segundos.
Coloca un colador grande o tamiz sobre una ensaladera. Verter la leche de avena para que nos quede solo el líquido. Con una cuchara presiona sobre la avena triturada que haya sobre el colador para que salga el máximo líquido posible.
Desecha el resto de pulpa de avena que te queda. Enjuaga la batidora para que no queden resto de avena.
Verter en la batidora la leche que hemos obtenido.
Agrega las cucharadas de edulcorante Stevia, la canela, la vainilla y la pizca de sal. Tritura unos segundos.
Verter la leche de avena en una botella o recipiente hermético.

Tips:

Es ideal para acompañar el café, o hacer smoothies saludables.