Con los cambios de temperaturas en muchas ocasiones nos sucede que al tocarnos los labios sentimos que los tenemos secos, con pieles e incluso puede que nos sangren al sonreír. Esto es debido al efecto de los labios partidos, que sobre todo notaremos en las épocas de temperaturas extremas.
Otro causante de los labios partidos son los malos hábitos, tanto el alcohol en exceso como el consumo de tabaco afectan a nuestra piel negativamente.

Estos son algunos remedios naturales contra los labios partidos:

Un remedio es frotar el dedo mojado en aceite de oliva por nuestros labios, ya que esta actúa de bálsamo, protege nuestros labios y cura las heridas.

El aceite de ricino es uno de los favoritos entre los productos naturales para nuestros labios. Los productos a base de este aceite nos entregan innumerables propiedades beneficiosas para nuestra piel.
Para mejorar el aspecto de tus labios al instante, retira cuidadosamente las pieles muertas de tus labios partidos. Una vez hayas retirado las pieles, humedece un trapo con agua tibia y da toques firmes sobre tus labios.

De este modo estarás hidratando al instante tus labios y mejorando su aspecto. Una vez hecho esto, sécalos con cuidado y ponte un buen bálsamo labial para evitar que vuelvan a salir las molestas pieles muertas.


Otra buena manera de exfoliar nuestros labios cuando las pieles muertas son muy pequeñas, es con un cepillo de dientes de dureza media. Cepilla tus labios con cuidado y retirarás las pieles muertas, una vez hecho esto embadurna tus labios en vaselina. Verás que el brillo de la vaselina y la limpieza de tus labios hacen que tu cara parezca mucho más saludable.

Para terminar con esta lista de remedios caseros, coloca una pizca de azúcar en la palma de tu mano y humedece tu dedo con un poco de agua, toca el azúcar para que se pegue a tu dedo y frota tus labios con él. El azúcar es un gran exfoliador para nuestros labios, no resulta para nada desagradable llevarlo a cabo y es muy eficaz. Recuerda que después de esta exfoliación es importante hidratar tus labios y protegerlos con un poco de vaselina.