Más de una vez se ha visto a Miguel Bernardeau y Aitana disfrutando de las playas de Ibiza. Esto es porque la familia del actor de Élite es dueña de una casa en la zona de Ses Salinas, en medio de una zona protegida. La joven pareja decidió pasar una «Luna de Miel» allí durante la cuarentena.

Si bien es una casa que la familia tiene para los momentos de descanso, el actor y la cantante decidieron pasar parte de la cuarentena europea allí. Por lo visto es un lugar muy relajante.

Los principales atractivos de la isla son sus aguas cristalinas y la fiesta, lo que convierte al lugar en un refugio para el veraneo de los famosos.

La casa de los Bernardeau tiene 120 metros cuadrados. Por lo que se puede ver en las fotos que los jóvenes han compartido en sus redes sociales, tiene unas vistas espectaculares y presenta la típica arquitectura blanca y minimalista de Ibiza. Sin duda, un paraíso soñado para la pareja.