La Corona británica y su entorno siempre guardan secretos, algunos que nunca se esclarecerán, como los que rodean a la trágica muerte de Lady Di, y otros que muchas veces salen a la luz, como ocurrió recientemente con una gran revelación: se supo que el príncipe Harry usó una cuenta secreta de Instagram para seducir a Meghan Markle, su actual esposa.

Fue en un artículo publicado por The New York Times, donde contaron un adelanto del libro Finding freedom, sale a la venta en agosto, que relata la historia de amor de los duques de Sussex y los problemas que han tenido con la casa real. Allí, Omid Scobie y Carolyn Durand, los autores, explican los detalles de los inicios de esta relación que trataron de mantenerse en secreto.

Allí revelaron que el nombre del perfil que utilizaba Harry era @SpikeyMau5, quien además de llamar la atención por su cuenta secreta, sorprendió porque combinaba uno de sus apodos con el de su DJ y productor favorito, Deadmau5.

Spikey, el principio del nombre de su perfil en Instagram, provenía de un alias que Harry había usado previamente en otra red social, Facebook, bajo el nombre de Spike Wells. Spike era el apodo secreto que utilizaban en clave los integrantes de Scotland Yard cuando querían referirse al hijo del príncipe Carlos. 

Según este adelanto del libro, ella comenzó a seguir en Instagram al sospechoso individuo con ese nombre mientras tenían sus primeras citas.

Gracias a esta original y útil vía de comunicación, los autores confesaron que las salidas nocturnas y las citas fueron inmediatas. Esto porque se empezaron a gustar desde el minuto uno, aunque estos sentimientos eran mucho más intensos por parte del príncipe.