Ingredientes:

  • 2 boniatos
  • 1 cebolla morada
  • 1 diente de ajo
  • 1 puerro
  • 150 gr de champiñones
  • 6 setas shiitakes
  • Hierbas provenzales (tomillo, romero, orégano, y albahaca)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • 1 huevo pequeño (opcional)

Preparación:

  1. Precalentar el horno a 180º con calor arriba y abajo.
  2. Elegir dos boniatos que sean más o menos del mismo tamaño y de forma redondeada. Poner sobre papel de horno en una bandeja y asarlos hasta que estén tiernos. El tiempo va a depender del tamaño del boniato (los de tamaño medio tardan 25 minutos aproximadamente.) Pinchar con un cuchillo para comprobar que están hechos por dentro.
  3. Mientras se asan los boniatos, preparar el relleno. Picar muy fino la cebolla, el puerro, y el diente de ajo. Saltear en una sartén con un poco de aceite de oliva.
  4. Picar también los champiñones y las shiitake hasta que queden en trocitos muy pequeños, Agregar a la sartén. Saltea unos minutos hasta que estén cocidos. Retirar del fuego y reservar.
  5. Sacar los boniatos del horno y abrirlos a la mitad en sentido longitudinal.
  6. Con la ayuda de una cucharita vaciar los boniatos. Sacar toda la carne pero con cuidado de no romper la piel.
  7. En un bol, mezclar la carne de los boniatos con los hongos salteados. Añadir un poco de sal, pimienta negra molida, y espolvorear con una mezcla de hierbas provenzales como romero, tomillo, orégano, y albahaca.
  8. Para darle una textura más cremosa, batir un huevo pequeño y agregarlo al bol, mezclando bien. (Si es opción vegana saltear este paso)
  9. Rellenar cada piel de boniato con la mezcla que has preparado y antes de servirlos, mételos al horno 10 minutos para que estén calentitos.

Tips:

Estos boniatos rellenos se pueden preparar con antelación y calentar en el horno o microondas antes de servir.

Aguantan muy bien un par de días en la heladera.

Con un poco de queso por encima y gratinados en el horno quedan riquísimos.