Katy Perry dio este sábado su último espectáculo días antes de convertirse en mamá, con un miniconcierto en el escenario principal de la inédita edición digital del legendario festival de música electrónica Tomorrowland 2020. 

Con nueve meses de embarazo, la intérprete de «Dark Horse» sorprendió con un show en vivo con increíbles escenografías y efectos especiales, incluso, sus fans lo consideraron uno de sus mejores conciertos de su carrera.

Enfundada en un vestido minifalda naranja de lunares blancos, que hacía juego con la peluca color rojo con la que había decidido responder al pedido de excluir materiales reflectivos o brillantes para evitar fallas en la transmisión en vivo, Katy Perry llegó del cielo en un globo con la forma de la cara de un payaso triste.

Con esa entrada, que una vez más demostró que nadie empieza una presentación mejor que Katy Perry, la artista ofreció dos canciones de su nuevo disco Smile, que sale al mercado el 14 de agosto. La artista comenzó justamente con el primer sencillo de su nueva producción, que también lleva el nombre de “Smile”. 

El segundo sencillo del disco, de nombre “Daisies”, fue la segunda canción nueva de Katy Perry, quien escogió Tomorrowland para estrenar sus dos temas ante el público, aunque fuera de forma digital.

Los estrenos fueron los signos de puntuación en el espectáculo de la artista, quien completó su participación con un popurrí de sus grandes éxitos, como “Teenage dream” y “California Girls”, con nuevos arreglos al ritmo dance, preferido por los amantes de la música electrónica.