La cantante colombiana Shakira y cantante Roger Water de Pink Floyd, adquirieron hace muchos años 550 hectáreas, una isla entera, en las Bahamas, llamada Bonds Cay y ahora estarían a punto de explotarla, ya que desarrollarían un complejo hotelero de vanguardia.

Ambos tienen el objetivo de construir un complejo hotelero de vanguardia que respete la naturaleza en todo su esplendor. Al parecer este pedacito de tierra, la cantante colombiana lo tiene desde la época en la que era pareja de Antonio de la Rua y en el litigio de separación, ella se habría quedado, entre otras cosas, con la isla. El lugar brinda muchas posibilidades dada su enorme extensión, incluso se puede construir una pista de aterrizaje. 

Bonds Cay es un paraíso de 550 hectáreas (también fiscal) con aguas cristalinas y turquesas, cascadas, una exótica vegetación y una fauna terrestre y marina digna de una película.  

Skakira ya construyó su casa ahí, la mansión de la Barranquillera está construida en un terreno de 1.300 metros cuadrados y tiene un costo de 5 millones de euros. Cuenta con 7 cómodas habitaciones, 2 cocinas, 5 pisos (dos de ellos subterráneos), amplias terrazas, salones de conferencia, sala de cine, gimnasio, jardín y piscina con cascada.