La actriz española Blanca Suárez suele compartir fotos de su hijo perruno Pistacho, un teckel que nació en casa de unos amigos de una amiga de la actriz y Blanca adoptó.

Pistacho se pasea por las mejores tiendas de la capital Madrileña y siempre que puede se apunta a los viajes de su dueña, moviéndose por la estación de tren como un auténtico cosmopolita.