La cantante Beyoncé y su esposo, el rapero Jay Z, enfrentan una demanda millonaria. Según trascendió, la fundadora y coreógrafa principal de la compañía de danza jamaicana “L’Acadco”, L’Antoinette Stines, presentó una demanda por violación de derechos de autor contra los músicos en relación a un tema del álbum que lanzaron juntos en 2018 «Everything is Love«.

De acuerdo a la denuncia de Stines, la pareja no habría dado crédito ni remuneración alguna por su trabajo en la canción «Black Effect». La mujer aseguró a los medios de Jamaica que se sintió «violada artísticamente».

La mujer asegura que participó en un video promocional para una gira de la famosa pareja y además participó en la grabación de un video a instancias de los dos artistas, que el día en que se filmó le aseguraron que sólo se usaría con fines promocionales. «Me llamó la atención sobre el asunto mi hija después de que alguien le contara al respecto. Simplemente no entiendo por qué no me dieron el crédito. Cuando me entrevistaron no sabía que terminaría en un álbum», dijo Stines.