Louis Vuitton se adentra en el mundo de los juegos con la sorprendente versión de la Maison de la tradicional mesa de futbolín.

Diseñada para coleccionistas, esta mesa de futbolín magistralmente construida y totalmente funcional está pensada para que la disfruten tanto jóvenes como adultos. 

La mesa equipada con jugadores pintados a mano inspirados en una ilustración de 1921 de un botones de los archivos de Louis Vuitton, así como elegantes manijas cubiertas de cuero de vaca. Disponible en lienzo clásico Monogram o Damier, cuero Epi de tonos brillantes, o una piel de vaca teñida de forma natural, esta pieza imponente se ve reforzada por sutiles símbolos de Louis Vuitton, como contar monedas inspiradas en la flor Monogram.