Como «incógnitos», se sumaron al trabajo de Project Angel Food que brinda asistencia alimenticia durante la cuarentena por el Coronavirus. A pesar de que la actriz y esposo esperaban pasar desapercibidos, fueron reconocidos por uno de los hombres a quien le entregaron alimentos.

Los ex duques de Sussex ya han entregado comidas en al menos 20 domicilios de West Hollywood, un barrio cercano al suyo en Los Ángeles.

A pesar de que Meghan y su esposo Harry esperaban pasar desapercibidos, fueron reconocidos por uno de los hombres a los que le entregaron comida, John Tyrell, quien habló con los medios locales y entregó las imágenes de la cámaras de seguridad.

Este fin de semana Meghan mantuvo una videoconferencia con las mujeres que forman el proyecto Hubb Community Kitchen para distribuir comida a aquellos que lo necesiten durante la actual crisis del COVID-19 en Reino Unido.

Hubb Community Kitchen fue el primer proyecto que Meghan apoyó cuando entró a formar parte de la realeza y, después de varias visitas privadas, en 2018 anunció que lanzaría un libro de cocina junto a sus integrantes para recaudar fondos destinados a la asociación.