Tras recuperarse de la enfermedad, la actriz condesó lo mal que la pasó y el miedo que le produce la incertidumbre actual.

«La pasé realmente mal, no es una gripe cualquiera. Da unos síntomas rarísimos, hace sentir cosas extrañas. Mi pareja estuvo ocho días en el hospital», contó en una entrevista con el ciclo radial Por si las moscas.

«Me ha tocado bastante de cerca, muchas muertes y contagios. Muchos problemas económicos. No quiero que se subestime. Es importante aprenderlo y enmendarnos un poco», agregó luego hablando de la situación extrema que se vive en España.  «A nivel personal me cambió mucho. Te obliga a frenar, a escuchar mucho tu cuerpo. A observarte, a identificar bien qué comer. Mientras he estado enferma he intentado hacer un cambio en mi misma», agregó la intérprete.

«Es momento de un despertar de las cosas importantes, espero que esto cambie muchas cosas y la gente tenga más claras las prioridades, como tener un buen sistema de salud. Hice público mi caso para que se tome conciencia porque no se cuenta la realidad, esto no es una gripe común y las medidas llegaron tarde», remarcó la actriz.