La cantante subió a sus redes un recuerdo de «Like a Prayer» uno de sus temas que más dio que hablar durante su carrera.

Cuando esta canción salió fue aclamada por la crítica y varios medios de comunicación la escogieron como la más destacada de la artista.

Asimismo, ha sido incluida en diferentes listas de las mejores canciones de todos los tiempos, tales como en Rolling Stone, Blender y NME, entre otras.

Desde el punto de vista comercial, fue su sexto y séptimo número uno en Reino Unido y Estados Unidos, respectivamente, y también llegó a lo más alto en casi todos los mercados musicales.

El Vaticano condenó el vídeo luego de su estreno y grupos familiares y religiosos protestaron contra su transmisión.

Además, boicotearon productos de la marca Pepsi, que había utilizado la canción en un comercial protagonizado por la cantante, de manera tal que la compañía canceló su contrato publicitario, aunque se le permitió conservar el pago de cinco millones de dólares.

Madonna incluyó «Like a Prayer» en el repertorio de seis de sus giras mundiales , la más reciente en Madame X Tour (2019-20), y múltiples artistas grabaron una versión. 

La canción destacó por el caos que causó el videoclip y las diversas interpretaciones de su contenido, lo que condujo a discusiones entre académicos y críticos de música y cine.

Junto con el álbum homónimo, ha sido considerada un momento decisivo en su carrera y fue entonces cuando la crítica empezó a reconocerla como una empresaria inteligente, alguien que sabía cómo vender un concepto.