Tras la interrupción momentánea de las grabaciones de «Keeping up with the Kardashians» en medio de las medidas de distanciamiento social por la pandemia del COVID-19.

Han decidido terminar de filmar el último capítulo de la temporada 18 que faltaba, con sus propios dispositivos celulares, tal lo confirmó Kim Kardashianen una charla exclusiva vía video conferencia junto al famoso conductor Jimmy Fallon.

Sobre el reciente enfrentamiento con su hermana Kourtney Kardashian agregó «Kourtney y yo estamos bien ahora, obviamente. Pero después de eso, paramos la producción por una semana. Yo creo que todos estaban en shock. Pero ella me rasguñó tan fuerte, ustedes no lo vieron. Tenía como… estaba sangrando… yo solo, fui y la abofeteé. Ese no es un momento del que esté orgullosa, pero lo estamos superando. Ella tomó la decisión de tomarse un descanso ahora. Y siento que realmente lo necesita. Siento que será mucho mejor para ella».