El tenista contó que se siente desbordado con las tareas hogareñas.

Pero se animó a hacer un pastel con una receta de su madre, aunque lo que más llama la atención es la manera con la que agarra la batidora!

Según sus palabras para él «Sería más fácil estar en el torneo de Monte Carlo (que tocaba esta semana)» para el cual igual sigue entrenando 3 horas de tenis al día.