La cantante contó en el programa The Ellen Show cómo fue su experiencia con la enfermedad.

Pink explicó que fue su hijo, Jameson, el primero en mostrar síntomas del Covid-19 con fiebre intermitente, dolores de estómago, diarrea, dolores en el pecho, dolor de garganta y dolores de cabeza, hasta que la fiebre empezó a dispararse y lo único que le comentaba el doctor es que debía quedarse en casa, algo que aumentó la preocupación de la cantante.

Según contó ella misma, Pink enfermó días más tarde aunque en un primer momento no le dio importancia porque no tenía fiebre, aunque las cosas empeoraron cuando la artista, que sufre de asma, se despertó una noche sin poder respirar y si poder estar bien sin su inhalador: «Fue entonces cuando me empecé a asustar mucho», detalló.

Por suerte las últimas pruebas que les hicieron a ambos dieron negativas.